lunes, 3 de marzo de 2008

¿Nos vamos a la guerra con Colombia? (por Mabel)

Ya les decía que no entendía mucho de este tema, así que le pedí ayuda a mi gran amiga Claribel y esta fue su gran respuesta:

¿Nos vamos a la guerra con Colombia?

Muchos me preguntan, si como estudiante de ciencias políticas y además aficionada al cine, literatura, cultura y actualidad política colombiana, considero que las declaraciones del presidente Chávez en su programa dominical "Aló presidente" de ayer, podrían ser consideradas una declaración de guerra a la nación vecina o si sencillamente de trata de situación diplomática delicada, que al final desembocará en la suspensión de las relaciones entre ambas naciones y que así se quedará- como ya ha pasado en otras oportunidades, en juego de palabras.

Mi respuesta es clara y sencilla: No hay nada de que preocuparse, no nos vamos a la guerra ni con Colombia ni con nadie.

Y no vamos a la guerra, primero que nada porque no hay razones, puesto que la agresión a la soberanía nacional y al espacio aéreo que ciertamente realizó Colombia en la madrugada del pasado 29 de febrero, no fueron perpetradas a Venezuela, sino a Ecuador, por consiguiente, es el gobierno ecuatoriano quien tiene la responsabilidad de tomar las medidas que considere necesarias para la resolución del conflicto, y tal suceso, no tiene absolutamente nada que ver con Venezuela.

Segundo, porque quien le declaró la guerra a Colombia, fue Chávez y solamente Chávez, entonces en caso de guerra el único que irá a pelear será el.

Pero, como ya sabemos, este señor no es más que un maniaco obsesivo crónico, quien sufre una crisis de personalidad desde su juventud, que lo lleva a pasarse la vida en una búsqueda constante de llamar la atención, y que se considera así mismo un Mesías, el salvador, un hombre que ha sido puesto por un ser superior en el mundo para cumplir con una tarea revolucionaria que cambie nuestra historia, que además, presenta un cuadro patético de inestabilidad mental, que no le permite finalizar, prácticamente ninguno de los proyectos que comienza.

No es la primera vez que Chávez, se sume a un micrófono con una cámara en frente y dejándose llevar por la euforia que le produce el sentirse importante, diga cuanta barbaridad se le cruza por la cabeza, y esta vez se le ha ocurrido declararle la guerra a Colombia e irrespetar la soberanía ecuatoriana.

No es la primera vez que a Chávez le entra su pataleta de niño malcriado y le da por romper relaciones con Colombia. Recordemos por ejemplo, en el año 2002, luego del fallido golpe de estado posterior a los sucesos del 11 de Abril, cuando el ex-presidente colombiano Andrés Pastrana les presta refugio diplomático a los acusados de perpetrar el golpe, Chávez amenaza con romper relaciones con Colombia.

También recuerdo, a principios de 2005, tras la captura de Rodrigo Granda en Venezuela, cuando Chávez acusa a Colombia de incursionar en territorio venezolano durante el procedimiento.
De hecho recuerdo que hace solo un par de meses, Chávez congeló las relaciones diplomáticas con Colombia, ordenó cerrar la frontera y mandó a sacar al embajador venezolano de Bogotá, junto con todo su personal, y luego se le olvidó el asunto y todo volvió a la normalidad ¿Qué paso entonces? Lo mismo que pasa con todas las amenazas de Chávez, nada.

Bien cierto es que, para que exista una guerra, debe haber dos bandos en conflicto que estén dispuestos a pelearse. Nadie puede ir a una guerra si no tiene un adversario, y el gobierno colombiano no tiene ningún interés de entrar en un conflicto con Venezuela.

Primero porque Venezuela es uno de sus principales socios comerciales y un factor clave en su economía y segundo porque el presidente Uribe- que es el principal para militar y terrorista de Colombia, además de ser un hombre sin escrúpulos ni moral, cuyo único interés es el dinero - está muy ocupado tratando de borrar los pruebas que lo vinculan con las FARC, y conquistando adeptos a su gobierno con su demagogia, cinismo y total sumisión a los Estados Unidos, como para prestarle atención a este demente de Chávez.

Mi conclusión: Ni Uribe, ni Chávez se van a la guerra, porque son dos alimañas de la misma calaña, y su objetivo es el mismo: mantenerse en el poder por la mayor cantidad de tiempo posible ¿Entonces porque pelearían si son iguales? Segundo, porque no hay una causa bélica sustentable a nivel internacional para el inicio de un conflicto y tercero porque ni los colombianos ni nosotros los venezolanos tenemos razones para pelearnos con nadie. Yo quiero muchísimo a Colombia y sé que este es un sentimiento compartido. Colombia es parte de mí, de mi cultura y de mi forma de pensar, a veces más que la misma Venezuela, y si estoy segura de algo, es que lo único que quiero para la hermana república es la paz, unas novelas de caracol que me perdí y que manden una caja de aguardientitos antioqueños que me dicen que por allá son muy buenos.

-------
Para culminar me recomendó colocar este video (entiendo que es "cumbia" y no va con el target de este blog, pero la letra es muy buena...)

"LA GUERRA DEL PETRÓLEO" (Alí Primera)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buen video sobre la guerra del petroleo me gustó muchisimo y que buen blog te felicito...creo que debemos seguir luchando por la paz de colombia..asi que felicidades y sigue adelante publicando mensajes que traen provecho

Rafael dijo...

Felicitaciones por el blog y por esa buenisima iniciativa de preocupación por la Guerra entre éstos paises hermanos, y por supuesto entre cualquiera de los paises del mundo. Gracias.
Claro que no iremos a ninguna guerra, ni Dios lo permita jamás- Buen video "LA GUERRA DEL PETROLEO Y BUENA LETRA DE LA CANCION" . Enhorabuena...