lunes, 9 de marzo de 2009

Relaciones, Política e Industria

Hace algún tiempo no muy lejano, con mucha indignación, leía artículos que decían criticar al tercermundismo, aún existen, pero los evito.

No hace falta que venga el supuesto salvador del mundo (Obama) a dar un mal informe sobre nuestro país para darnos cuenta de que estamos mal (con gente creyendo que estaremos perfectos por unos cuantos años de más).

No hace falta que un europeo nos llame indígenas para darnos cuenta de que intentamos resolver todo tirando flechas, tratando de cazar las faltas de alguien ajeno para ocultar las nuestras.

No hace falta decir que China fabrica un objeto de mala calidad, cuando desde Brasil nos envían carros que se desajustan al año y celulares defectuosos.

No hace falta decir que en Venezuela tenemos un mal gobierno, cuando un ser cercano no pone atención a la realidad que se le plantea.

¿Para qué seguir buscando una excusa para no ser mejores?
¿Por qué seguir haciéndole a otro lo que no te gusta que te hagan?
- todo esto lo escribo después de haber criticado demasiado lo que
veo, sin estar conforme con lo que supuestamente soy y haber herido
con mis ácidas palabras los oidos de quienes me rodean.

3 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Ciertas y sabias palabras.

JorgeKley! dijo...

Te Doy la Razon...
Sin Excusas!!!!

Ando Desmotivado estos dias... y este Post, Pos No Ayuda.!!!!

ڸoSuÉ  dijo...

jeje estoy escribiendo muy poco, y lo que me sale no es muy alegre, sorry